Black and White Graphics ** Black and White Graphics

24 sep. 2012

Disfrazar los secretos con palabras


Hay que saber distinguir, alentar a nuestros sentidos a siempre estar despiertos, a la caza de la realidad, pues solo discerniendo entre las ilusiones y las experiencias se puede elegir el mejor camino a seguir.


Hay dos tipos de personas, las que hablan por pura vocación y las que hablan por deber. Las primeras son aquellas a las que le gustan las palabras, las que se sienten a gusto compartiendo pedacitos de su vida con los demás. Platican por que les es un placer platicar. Los libera. Mientras que los otros, que son mucho menos que el resto hablan por necesidad. Saben que si ellos deciden lo que contar, entonces nadie las manipulara con la información. Hablar los hace débiles. Los coloca en un nivel inferior que al otro. Ellos si hablan es por que así pueden manejar la información y saber donde parar. Si no hablan las preguntas se volverán en su contra, lo saben. Mejor saber que decir y como decirlo. O distinguirlos y estar preparados para las secuelas que ese mismo motivo que los hizo ser así ha dejado a su paso.