Black and White Graphics ** Black and White Graphics

7 jun. 2012

Era un innombrable...

 Los cuervos graznaban en silencio tristes relatos del ayer mientras que el cielo desde su imponente altura contemplaba las raíces de los arboles mas viejos que el nacimiento del innombrable crecer. Las décadas pasaban, la vida no cambiaba y las almas gritaban. El cambio nunca llegaba, desde el día en que nació, el tiempo se congelo, la luz del sol nunca ilumino el jardín de los impropios y la brisa de verano se desapareció junto con el agua del lago. Todo era gris, los colores se escabullían , los momentos se aferraban a la existencia sin fin mientras que los instantes se castigaban por ser fugaces. La tranquilidad era inmortal y los decretos jugaban a esconderse en el laberinto sin salida. 
 Un alma negra y sin nombre había nacido. 
Poniendo fin a su estirpe.
Fin a la humanidad de la casa sin amor.
Un castigo Fue lo que les toco, a toda esa gente sin corazón. Pues donde los prejuicios reinaban y la envidia oscilaba, ningún perdón de la vida se ganaban. Malos tratos, secretos prohibidos y susurros al vació era lo que abundaba, y ni una gota de pureza se encontraba. Llego el momento en el que el castigo llego. La mujer se había vendido a un dios sin honor, y así en un santiamén la destrucción llego, acompañando a ese niño, malvada creación. Y ahora las penas esperan encontrar un rincón en donde poder ejercer su eterna maldición. Las vidas no se compran ni los amores se intercambian. Y quien goza del pecado sin conciencia vivirá, y poco a poco con el tiempo su alma perderá. Un hogar destruido, una historia sin ilusión, almas ilusas que perdieron el perdón. El niño innombrable con el mal creció, y es que así se crean los errores, por ignorancia y envidia. 
Una innombrable maldición.


5 comentarios:

  1. Me ha fascinado. No se que más decir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Y que ese niño carge con algo incluso antes de nacer por culpa de su madre...algo más normal y cotidiano de lo que pensamos
    Me ha encantado ;)

    ResponderEliminar
  3. wow... me impresionaste...
    que profundo!
    sigue escribiendo :)

    un beso!

    ResponderEliminar
  4. buen relato!
    me gusto :) besitos

    ResponderEliminar
  5. Pues donde los prejuicios reinaban y la envidia oscilaba, ningún perdón de la vida se ganaban. me necanto es parte ♥

    ResponderEliminar

gracias <3